Enfermedades

Linfoma No Hodgkin

1. Definición

Los linfomas son acúmulos de células linfoides tumorales en los órganos linfoides (ganglios linfáticos, hígado, bazo, piel, etc). La distinción entre leucemia y linfoma se basa en la presencia en MO de más de un 25% de células neoplásicas en las primeras.

Existen muchos tipos de linfoma no Hodgkin y a lo largo de los años se han empleado distintos sistemas de clasificación. Ahora, la más utilizada es la Clasificación Europea Americana Revisada de Linfomas de la Organización Mundial de la Salud (Revised European-American Lymphoma/ World Health Organization, REAL/WHO), cuya última versión es de 2008. Existen más de 30 tipos de linfomas No Hodgkin.

Leer más...

Aplasia Medular

GUIA PARA EL DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO DE LA APLASIA MEDULAR: CONGÉNITA y ADQUIRIDA

La aplasia medular es una insuficiencia medular que se caracteriza por la desaparición total (aplasia grave) o parcial (aplasia moderada) de los precursores hematopoyéticos en médula ósea, lo que da lugar a una pancitopenia en sangre periférica (con la tríada clásica de síndrome anémico, infeccioso y hemorrágico). Hay raras formas congénitas (anemia de Fanconi) pero la mayoría son adquiridas (por tóxicos, radiaciones, fármacos ..) si bien en el 50% de los casos no se llega a conocer el origen (idiopáticas). El pronóstico y tratamiento (desde trasplante a inmunosupresores) depende de la severidad de la aplasia. En este tema también incluimos la insuficiencia medular selectiva de precursores de la serie roja (eritroblastopenia) que puede ser congénita (anemia de Blackfan-Diamond) o adquirida (con frecuencia asociada a timoma).

Leer más...

Macroglobulinemia de Waldenström

1.-Definición

La macroglobulinemia de Waldenström (MW) es una enfermedad que consiste en la infiltración de la médula ósea por un linfoma linfoplasmocítico. Este linfoma se caracteriza por el crecimiento tumoral de linfocitos, linfoplasmocitos y células plasmáticas. Estas células que son las que habitualmente nos protegen de las infecciones, tienen la capacidad para sintetizar y secretar a SP cantidades elevadas de inmunoglobulina M (IgM) monoclonal. Esta infiltración linfomatosa de la médula ósea y el componente monoclonal IgM producen unos síntomas típicos que se detallan más adelante.

Es una enfermedad poco frecuente y en España se estima que su incidencia se sitúa en torno a 3,1 casos/1.000.000 de habitantes y año.

La edad de diagnóstico suele ser entre 55 y 65 años, pero no es excepcional en personas más jóvenes yes más frecuente en varones (70%).

Leer más...